martes, abril 29, 2014

¿Por qué no hay un Netflix sudamericano?

Argentina tiene la peor banda ancha de la región, pero es un asunto temporario, hasta que estén encarcelados los dirigentes de La Cámpora que son coimeados por las corporaciones telefónicas. Quienes también deberían estar en cana. Pero esto es Argentina.
Dado que la UNASUR por fuera de voluntarismos culturosos no sirvió para un carajo, el Mercosur sí podría tomar cartas en el asunto. A ver: Argentina debería impulsarlo antes de terminar como convidado de piedra de un proyecto relacionado a internert que planifican los BIRCS; es decir, los países donde la desigualdad social es mayúsucula y gobierna la izquierda, ja. Muy lindo todo. Bueno, volviendo: como las películas argentinas sobre la falta de cloacas en el conurbano se hacen a expensas de la falta de cloacas en el conurbano y hay directores de cine millonarios con películas que nadie ve, una vez que la Licenciada Eterna empiece a pasear por los tribunales y el próximo presidente sea un neoliberal hijo de mil putas que seguro la corta con esto de enriquecer chicos de country con preocupaciones sociales, la única salida es comercial.
El tendal de desocupados que dejará la ensambladora cinematográfica argentina no será absorbido en los medios de comunicación: es previsible que el próximo gobierno, al igual que éste, incumpla la ley de medios. Todo eso de los medios cooperativos, sin fines de lucro y sarasa fue verso: la vieja solo quería que no muestren que roba desfachatadamente. Punto.
Dado que el país está quebrado, con una enorme pobreza y hubo una revolución consistente en que Canal 13 esté en el 4 y ATECÉ en el 8 o algo así, pero que costó un enorme dineral para las clases sociales más favorecidas, o estas cosas las discutimos ahora o esperamos, mansamente, que se pudra todo.
Buenas noches.